que son las metodologias agiles

¿Qué son las metodologías ágiles? Todo lo que necesitas saber

La crisis del Covid-19 ha constatado un problema que España llevaba arrastrando desde comienzos de los 2000: la transformación digital y la innovación en la gestión de proyectos son una asignatura pendiente para muchas empresas de nuestro país.

Enfrentarse a una reestructuración interna e implementar una forma totalmente nueva de abordar el trabajo puede resultar abrumador. Sin embargo, gracias a las metodologías ágiles o Agile management es posible transformar una organización para que el crecimiento determine su hoja de ruta. Startups como en su día fueron Google, Facebook, Airbnb y Dropbox, o las españolas Glovo y BlaBlaCar, ya nacieron con los principios clave de la agilidad grabados en su ADN y de ahí su crecimiento exponencial. No tuvieron que transformarse. Es un reto, pero está demostrado que las empresas tradicionales que adoptan estos métodos experimentan una mejora tan sustancial que, no solo garantizan su supervivencia en el presente, sino que las conectan al futuro.

En este artículo, el primero de una “saga” orientada a la transformación digital y la innovación de las empresas, te contamos qué son las metodologías ágiles y qué características tienen en común las organizaciones que las utilizan. Recuerda: nunca es demasiado tarde para cambiar si sabemos a dónde nos dirigimos.

Significado e historia de las metodologías ágiles

Las metodologías ágiles (agile) representan alternativas innovadoras respecto a los sistemas tradicionales en la gestión de proyectos.

Su origen se encuentra a finales de los años 40 en un Japón devastado tras la Segunda Guerra Mundial que luchaba por sacar a flote su economía. Fue entonces cuando Toyota ideó un sistema de producción (Toyota Prodction System/«Toyota’s Way») basado en construir únicamente lo necesario -lo que sus clientes demandaban- en el momento oportuno («Just in Time»), minimizando así el desperdicio de tiempo y recursos. Esta medida hizo que los beneficios de la compañía se disparasen y que, durante años, fuera líder de su mercado.

Años más tarde, en la década de 1990, los estadounidenses aplicaron los principios del sistema de producción de Toyota (TPS) al desarrollo de software tecnológico. El Lean manufacturing acabaría convirtiéndose en una filosofía en sí misma.

Este enfoque añade como premisas: la entrega de valor continua al cliente y la mejora constante de los productos mediante experimentos cortos de los que es posible obtener un feedback. Lo que funciona se incorpora, y aquello que no se descarta o se optimiza. La iteración es continua: el ciclo del Lean manufacturing consiste en crear – medir – aprender.

Las metodologías ágiles nacieron en el mundo industrial y se convirtieron en la seña de identidad de las compañías tecnológicas, pero hoy en día, y desde hace más de una década, forman parte de la cultura de empresas de todos los sectores: comunicación, finanzas, retail, educación…

Existen diferentes tipos de métodos ágiles: seguramente hayas oído hablar de Design Thinking, Scrum, Kanban, Extreme Programming (XP) o Lean Startup. Cada uno tiene sus propias particularidades pero todos comparten los principios core de la «filosofía Lean». Te hablaremos de estas técnicas en «episodios» posteriores 😉

metodologia agile

10 Características comunes de las empresas ágiles

  1. Son empáticas: crean los productos y servicios que sus clientes necesitan.
  2. Construyen implicando al cliente en el proceso. Su voz marca la hoja de ruta de la organización y de los equipos de trabajo.
  3. Rechazan las jerarquías y la burocracia: los managers trabajan para sus equipos y no al revés.
  4. El respeto por las personas es uno de sus valores más importantes. Empieza por el cliente y se extiende al resto de la organización. Este tipo de empresas empoderan tanto a sus clientes como a sus empleados y eso acaba revirtiendo en su propio beneficio.
  5. Se organizan en equipos pequeños de trabajo, unas nueve personas como mucho, con perfiles variados. Son grupos multidisciplinares que se autogestionan a sí mismos. El manager les dice el QUÉ, pero ellos deciden el CÓMO.
  6. Buscan maximizar el valor que entregan al cliente y minimizar el desperdicio. El tiempo y los recursos son oro, por tanto, no hay que derrocharlos.
  7. Las empresas organizadas con métodos ágiles actúan rápido, lo que implica que los fallos les salen baratos. Eso no significa que no se permitan fallar. Al contrario, tienen una mentalidad muy americana y entienden el fallo (“Fail” en inglés) como una oportunidad de mejora. De hecho, “Fail” es el acrónimo de “[F]irst [A]ttempt [I]n [L]earning”: “El primer paso para aprender”.
  8. Las empresas ágiles son altamente flexibles. No trabajan en cascada, sino mediante ciclos de experimentación cortos que permiten saber a tiempo si el producto o servicio goza de aceptación suficiente como para seguir construyendo en esa dirección o «pivotar» la estrategia.
  9. Basan sus decisiones en datos empíricos. «Lo que no se puede medir, no se puede mejorar», por eso conceden una importancia crucial a las métricas representativas de su rendimiento y de su modelo de negocio.
  10. Por último, si algo conecta a este tipo de empresas es el aprendizaje y la búsqueda de la mejora continua. Eso implica que son críticas consigo mismas, se autocuestionan y evitan el estado de confort para seguir creciendo en la dirección que marcan sus clientes.

que es agile management

Las metodologías ágiles como oportunidad para el cambio

Comprender cómo trabajan las empresas ágiles puede resultar tan inspirador como apabullante si tu equipo se sitúa en las antípodas de este sistema. La mayoría de las personas son reacias al cambio. Nos asusta lo desconocido y todo aquello que nos rompe los esquemas porque nos hace sentir impotentes. Sin embargo, para afrontar una transformación no hay que pensar en el todo, sino implementar el primer cambio y, a partir de ahí, continuar avanzando. Lo bueno es que otros ya lo hicieron antes y hoy contamos con un conocimiento profundo del proceso.

Las metodologías ágiles requieren un cambio de mentalidad previo (un «mindset») para hacer su magia. Haciendo uso de su filosofía proactiva, la crisis generada por el Covid-19 puede verse como una oportunidad para superar una asignatura pendiente en nuestro país como es la transformación digital de las empresas.

El primer paso para solucionar un problema es reconocer que existe. Hoy día no es una opción mantenerse en el inmobilismo. El mercado actual, al igual que las necesidades de los clientes, evolucionan a una velocidad vertiginosa, y solo las empresas ágiles serán capaces de tomarle el pulso.

Si te interesa la transformación digital y la innovación en el mundo de los negocios, es el momento de descubrir cuáles son los tipos de metodologías ágiles más importantes y las claves genuinas de cada una de ellas.

Lucía Salvador
luciasalvest@gmail.com

Copywriter, storyteller y practicante de la teología del marketing online. Soy una astronauta de la galaxia digital sin fecha de regreso.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Contenido VIP sobre branding, diseño y marketing digital pensado por y para ti. Tendrás noticias nuestras una vez al mes.

No more and no less.

agencia de marketing valladolid

¿Podemos ayudarte?

Tal vez te interese alguno de nuestros servicios. Si tienes alguna idea o proyecto en mente, adelante...

Escríbenos.

servicios agencia publicidad